Problemas de la sangre menstrual: coágulos, color y grosor

En ocasiones los cambios en el color, grosor o coagulación del flujo menstrual pueden indicar un problema. Esto constituye un tema de consulta con un médico de cabecera o ginecólogo.

¿Qué ocurre durante un período menstrual, y qué tiempo dura normalmente?

Durante el ciclo menstrual, el revestimiento del útero se engrosa para prepararse con vistas al embarazo. Si no hay embarazo, el cuerpo elimina este revestimiento junto con la sangre adicional durante el período. La cantidad de sangre y líquido que se pierde por lo general está entre 4 y 12 cucharaditas.

El ciclo menstrual promedio dura 28 días (contando desde el primer día de sangrado). Sin embargo para algunas mujeres los ciclos pueden ser tan cortos como 21 días o tan largos como 35 días. Un período normal dura entre dos y siete días, con una duración media de tres a cinco días.

¿Los coágulos y la sangre menstrual gruesa son inusuales durante el período?

Es común que muchas mujeres tengan coágulos en su sangre menstrual de vez en cuando. Estos coágulos pueden ser de color rojo brillante o color oscuro. Se desprenden en los días más pesados del sangrado y su presencia puede hacer que la sangre menstrual parezca gruesa o más densa de lo habitual.

flujo menstrualEl cuerpo normalmente libera anticoagulantes para evitar que la sangre menstrual se coagule, ya que está siendo liberada. Pero cuando el período es abundante y la sangre está siendo expulsada rápidamente, no hay tiempo suficiente para que los anticoagulantes actúen. Todo esto permite la formación de coágulos.

Si la mujer experimenta coagulación excesiva o coágulos muy grandes, debe consultar a su médico para descartar cualquier condición que pudiera estar causando un período anormal.

Quiz: ¿Es tu período normal?

Realiza este test o cuestionario para aprender más sobre tu ciclo y período menstrual.
> Sí, quiero saber >

¿Los colores oscuros y la sangre gruesa son normales en el flujo menstrual?

Se puede notar que la sangre menstrual se vuelve de color marrón oscuro o casi negro conforme se acerca al final del período. Este cambio de color es normal y se debe a la presencia de sangre antigua que no fue expulsada del cuerpo rápidamente.

El flujo menstrual grueso y pesado no es necesariamente una causa de preocupación. Sin embargo los períodos abundantes regulares justifican una visita al médico para examinar la sangre. Muchas mujeres se acostumbran a los períodos abundantes y consideran que son normales, pero con el tiempo esa pérdida mensual de sangre conduce a la anemia, debilidad o fatiga.

Para aprender más sobre este tema visita flujo vaginal marrón.

¿Qué causa problemas en la sangre menstrual?

Los cambios en el color y el grosor de la sangre menstrual a menudo son normales. Sin embargo hay una serie de problemas que podrían causar coágulos anormales o conducir a cambios en el color y grosor durante el período. Esos problemas pueden incluir:

  • Aborto involuntario. Las mujeres que han sufrido un aborto pueden liberar coágulos de sangre o grumos grises de tejido por la vagina. Si hay una posibilidad de emabarazo, asegúrese de consultar a su médico inmediatamente si nota sangrado o coagulación excesiva. De cualquier forma tener un ligero sangrado o manchado durante el embarazo no es anormal.
  • Los fibromas. Los fibromas uterinos son tumores no cancerosos que se forman en el útero. No siempre causan síntomas, de hecho la investigación sugiere que la mayoría de las mujeres con tumores “fibroides” pequeños no tienen ningún síntoma en absoluto. No obstante las mujeres con fibromas pueden notar un flujo menstrual excesivo, acompañado de coágulos.
  • Anomalías tiroideas
  • Los cambios hormonales. El sistema reproductivo se basa en un delicado equilibrio entre progesterona y estrógeno. Estas hormonas regulan la producción y el desprendimiento del revestimiento uterino. Cuando se perturba este equilibrio, puede desarrollarse un revestimiento uterino excesivamente grueso y este espesor puede contribuir a un mayor sangrado con muchos coágulos. Los cambios hormonales pueden ocurrir por muchas razones, incluyendo la menopausia, un cambio de peso dramático o los efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Ampliación del útero. Si el útero se ha estirado durante el embarazo y no vuelve a su tamaño original, puede quedarse ampliada de forma permanente. Con la ampliación del útero, la sangre menstrual puede tener más tiempo para almacenarse y formar coágulos, dando lugar a un color oscuro y engrosamiento en el flujo menstrual.
  • La obstrucción de la sangre menstrual. Cualquier cosa que impida o bloquee el flujo de sangre menstrual a través del cuello del útero y la vagina puede dar lugar a problemas de coagulación, color o espesor. Los pólipos benignos en el útero pueden cambiar el flujo de sangre durante la menstruación. Del mismo modo la menopausia puede provocar una reducción en el canal cervical a medida que bajan los niveles de estrógeno.
  • La adenomiosis o endometriosis. Estas condiciones relacionadas se producen cuando el tejido que forma el revestimiento del útero se encuentra en el lugar equivocado. En la endometriosis, este tejido se desarrolla fuera del útero. En la adenomiosis, el tejido crece en el músculo que conforma las paredes uterinas. Ambas condiciones pueden conducir a períodos anormales y flujo abundante, aumentando la probabilidad de problemas como la coagulación o el espesor.

¿Cómo se diagnostican los problemas de sangrado menstrual?

Dependiendo de los síntomas, el médico puede ordenar una serie de pruebas para determinar la causa. Estas pueden incluir:

  • Ecografía vaginal. Esta prueba utiliza ondas sonoras para tomar una imagen del interior de la vagina y el útero.
  • Resonancia magnética. Este procedimiento no invasivo puede proporcionar una imagen de crecimientos, como fibromas, que pueden estar contribuyendo a los problemas de sangrado menstrual.
  • Análisis de sangre. El médico puede ordenar exámenes de sangre para determinar si la sangre coagula correctamente y si la paciente no está sufriendo de anemia.
  • Biopsia. En este procedimiento, el médico extraerá una pequeña muestra de tejido del revestimiento uterino para su análisis.
  • La dilatación y curetaje.

¿Cuándo se debe consultar a un médico por problemas de sangrado menstrual?

Consulte a su médico si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fatiga con la actividad normal
  • Sensación de mareo
  • Tez y uñas pálidas
  • Períodos irregulares o sangrado frecuente entre los períodos

IMPORTANTE:pcm-libro Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Problemas del ciclo menstrual". Con el que serás capaz de conocer las causas, tratamientos y remedios de los problemas menstruales más comunes;

  • Dolor menstrual (dismenorrea)
  • Síndrome Premenstrual (SPM)
  • Migraña menstrual
  • Epilepsia menstrual
  • Menstruación irregular o ausente (amenorrea).
  • Y más, mucho más...