Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) e infertilidad: Conozca los signos de advertencia

El problema a la hora de identificar si se tiene o no el síndrome de ovario poliquístico radica en que la mayoría de sus efectos secundarios parecen ser totalmente aleatorios en referencia a cada mujer. La infertilidad suele ser una señal importante, pero hay otros signos más comunes que pueden pasarse por alto, por ejemplo períodos irregulares, crecimiento inusual del vello corporal y condiciones en la piel.

 Infertilidad inducida por SOP

Como consecuencia de los períodos menstruales esporádicos y problemas en la ovulación, muchas mujeres con SOP experimentan la infertilidad. Tener este trastorno ovárico no significa necesariamente que la mujer no podrá concebir, pero sí existe una mayor probabilidad. Es común experimentar ovulaciones esporádicas o lo que es peor, no ovular nunca.

Ciclos menstruales anormales

Algunas mujeres notan que pueden haber desarrollado SOP desde los primeros años de la adolescencia. En esa etapa los efectos son similares, períodos esporádicos, extraños, muy dolorosos o ausentes.

Desequilibrio hormonal

Los desequilibrios hormonales pueden ser un factor que contribuye a la presencia de períodos irregulares. Antes de que un óvulo madure lo suficiente como para ser liberado desde el ovario, se desarrolla dentro de pequeños sacos llamados quistes. Las mujeres con SOP no producen suficiente estrógeno y por tanto no pueden liberar ninguno de los óvulos desarrollados. Estos se quedan dentro de los ovarios atrapados en forma de quistes. Ante esta situación, aumenta la producción de las hormonas masculinas llamadas andrógenos, y se reducen los niveles de progesterona. La consecuencia directa de este desequilibrio hormonal es nada más y nada menos que la anovulación (incapacidad para ovular) y por consiguiente, la amenorrea (incapacidad de tener un período) o períodos muy esporádicos.

Quiz: ¿Es tu período normal?

Realiza este test o cuestionario para aprender más sobre tu ciclo y período menstrual.
> Sí, quiero saber >

Crecimiento anormal del vello

Es común que las mujeres con SOP tengan patrones anormales de crecimiento del vello corporal. Las grandes cantidades de andrógenos provocan hirsutismo, es decir, crecimiento excesivo de vello en los brazos, piernas, espalda, cara o área púbica.

Pérdida significativa del cabello

El SOP puede causar el efecto contrario en algunas mujeres. Por ejemplo se puede notar un patrón de calvicie masculina y la pérdida de cabello significativa. Esto se debe a que los crecimientos ováricos causan un incremento en los niveles de andrógenos, específicamente la dihidrotestosterona (DHT). Esta hormona se une a los folículos pilosos, haciéndolos llegar a su “etapa de descanso” antes de lo normal. Con cada ciclo, el cabello se torna más delgado hasta que por fin dejar de crecer.

Problemas de la piel relacionados con el SOP

El problema más reconocido es la ruptura extrema de la piel a lo largo de la mandíbula, espalda o sección media del torso, provocada por la sobre-incitación de la hormona DHT. Otros problemas incluyen oscurecimiento de la piel y marcas en la piel. La piel oscura alrededor del cuello, las axilas o la entrepierna pueden indicar una resistencia a la insulina, ya que es uno de los controladores conocidos del SOP. Las marcas o pedazos gruesos en la piel se encuentran típicamente a lo largo de la línea del sujetador, el cuello o el área de la axila.

Si comienzas a notar cualquier combinación de estos síntomas, debes buscar ayuda médica especializada para determinar si tienes el síndrome o no. A pesar de que no hay ningún tratamiento que pueda curarlo para siempre, existen numerosos medicamentos que ayudan disminuir la gravedad de sus efectos secundarios.

IMPORTANTE:pcm-libro Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Problemas del ciclo menstrual". Con el que serás capaz de conocer las causas, tratamientos y remedios de los problemas menstruales más comunes;

  • Dolor menstrual (dismenorrea)
  • Síndrome Premenstrual (SPM)
  • Migraña menstrual
  • Epilepsia menstrual
  • Menstruación irregular o ausente (amenorrea).
  • Y más, mucho más...